Vino y salud


Nueva razón para disfrutar del vino: ayuda a las neuronas.

Catadores Vip | 3 junio

Hace ya muchos años que los beneficios del vino se han hecho visibles gracias a investigaciones científicas. Y esta vez, el descubrimiento se trata sobre un componente del vino que nos trae una grata sorpresa relacionada a nuestro cerebro.

Según consigna la revista “Muy interesante”, investigaciones científicas han revelado que el consumo moderado de vino producen un beneficio en nuestras neuronas.

Esto gracias a un compuesto muy conocido del vino tinto y de algunas frutas como los arándanos, las frambuesas y las moras: el Resveratrol, sustancia que puede proteger nuestras neuronas contra los efectos no deseados del envejecimiento. De hecho, el estudio sugiere que los beneficios pueden ser equivalentes a los de hacer dieta y practicar ejercicio. El trabajo ha sido publicado en la revista The Journals of Gerontology, Series A: Biological Sciences and Medical Sciences.

Los científicos administraron Resveratrol a ratones durante todo un año, descubriendo que este compuesto tenía los mismos efectos beneficiosos que una buena dieta y el ejercicio. Estos animales considerados como “viejos” fueron tratados con Resveratrol durante un año, prestando especial atención a las sinapsis llamadas uniones neuromusculares. Estas sinapsis son esenciales para el movimiento voluntario porque transmiten los comandos motores que fluyen desde las neuronas de la médula espinal hasta los músculos.

Si bien es cierto, estos componentes se encuentran presente en bajas cantidades en el vino, y que por tanto no implica que debamos tomar grandes cantidades para notar un efecto positivo (en rigor, si así fuera sería todo lo contrario) es bueno saber que un consumo moderado de vino en el tiempo puede ayudar a mantener nuestras conexiones neuronales en buen pie.